Asana

Asana significa “lugar donde sentarse”. En literatura yógica tiene otro significado. Según Patanjali “asana” se define como “la postura confortable, mantenida por un tiempo con mínimo esfuerzo y con concentración en el infinito”.

En los tempranos tiempos védicos no podemos encontrar ninguna referencia a esta definición de Patanjali. Después de los Vedas se encuentra la palabra “asana” como descripición de un asiento o postura confortable. Esta primera definición podría referirse solo a la postura de meditación. El concepto moderno de asana como diferentes posturas adoptadas para trabajar el cuerpo aparece en textos modernos como el Hatha Yoga (1360-1650 a.d. aprox.) Aquí encontramos la asana como parte de un proceso de desarrollo espiritual dentro de una serie de pasos a seguir. Asana prepara el cuerpo para las practicas de pranayama y meditación dando cierta estabilidad a la mente a través del trabajo con el cuerpo. También ayuda a mantener la elasticidad del cuerpo, fortaleza y salud de modo que uno pueda avanzar en las siguientes técnicas y estadios. No se puede pasar por alto su aplicación terapéutica a la que los libros de yoga hacen referencia y hoy encuentra su aplicación en nuestra sociedad.

Las asanas deben ser practicadas en el lugar y condiciones apropiadas, con entera atención sobre lo que pasa en cuerpo, respiración y mente. Para ello se describe la casa ideal del yogi en los textos así como los pre-requisitos de la mejor condición mental. Se prescribe la práctica de Kriyas y la repetición disciplinada de las asanas como algo esencial para alcanzar éxito en el yoga. La observación de ciertas reglas de carácter moral y social se llaman “yamas”, “niyamas”. Estos dan al sadhaka la condición adecuada de la mente para conseguir sus objetivos y progreso en este campo. Otro punto fundamental es la práctica con actitud receptiva. El sometimiento a Isvara se considera de ayuda para el éxito en el yoga.

Las asanas pueden ser calsificadas en grupos. Diferentes comentaristas dan diferentes clasificaciones. Kaivalyadhama da su clasificación en 3 grupos: Culturales, Meditativas y de Relajación, siendo la más avanzada o adecuada para el éxito final la de meditación.

El estudio de las asanas en el campo científico se ha convertido hoy en algo necesario para diferenciarlas del clásico ejercicio físico y darle su lugar adecuado en el área de la salud. La correlación entre las antiguas escrituras y los modernos descubrimientos ayudan a entender mejor el funcionamiento de estas técnicas. No hay que olvidar, sin embargo, que la aplicación de estas técnicas es siempre individual y que no se pueden aplicar reglas fijas en el área de la terapia.

Fuente: yogaompirineos.wordpress.com

%d bloggers like this: