Mitos y realidades del Yoga

La mayoría de la gente piensa que para hacer yoga es necesario tener un cuerpo muy elástico. Muchos otros se sienten intimidados porque piensan que hacer yoga implica a  un grupo de mujeres retorcidas en posiciones incómodas. Pero esa es una de las percepciones equivocadas que se tienen del yoga, la realidad es que, como con cualquier actividad física, lo único que se necesita es la disposición y constancia.

 

El término yoga, por su origen en sánscrito, significa unión de cuerpo, mente y espíritu. Su práctica se enfoca en ejercicios físicos y mentales que facilitan la concentración y relajación. Además eleva el ánimo, el sentido del bienestar y ayuda a reducir el estrés.

 

Aquí aclararemos algunos puntos que debes considerar por si te interesa iniciarte en esta actividad pero aún tienes dudas:

 

 

1.Tienes que ser flexible para practicar yoga. La única cosa que realmente debes tener flexible para practicar yoga es la mente. Si practicas yoga a menudo mejorarás tu flexibilidad, seguro. Lo que tienes que hacer es estar abierto a las posibilidades, y desarrollar fe en ti mismo, sin juzgarte. Nadie empieza a aprender a tocar la guitarra esperando tocar como Eric Clapton la primera vez. Se paciente y constante y no te arrepentirás

 

2.El yoga no es sólo es para mujeres. Aquí en occidente, el yoga ha atraído a muchas mujeres. En la India, donde nació el yoga, ha sido una práctica principalmente exclusiva de hombres. Sólo ha sido en el pasado siglo cuando se les ha permitido a las mujeres practicar yoga en India. Cada vez más hombres están incorporando el yoga en sus rutinas deportivas ¡Es más! Muchos equipos profesionales tienen profesores de yoga para mejorar el rendimiento de sus deportistas y están consiguiendo resultados muy positivos.

 

3. El yoga no es un deporte. Se puede practicar esporádica y casualmente, sin necesidad de un entrenamiento atlético ni riguroso. Pero mientras vayas avanzando niveles, las posturas serán más complejas y retantes, aunque éstas son la finalidad, sino conseguir un nivel de equilibrio mental y espiritual.

 

4. El yoga no es una religión, a pesar de que su origen está en las doctrinas del hinduismo. Es una actividad que además de balance, busca que te relajes por medio de la meditación y funciona mucho con el buen manejo de la respiración. Esto es algo que de lo que no nos damos cuenta generalmente pues estamos inmersos en nuestras actividades y ajetreado ritmo de vida, pero la mayoría de nosotros no respiramos bien. Entonces más que hacerte creer en una deidad el yoga te puede ayudar a conocerte a ti mismo, a ser más espiritual y a respirar mejor.

 

5. El yoga es demasiado lento y aburrido para mi. Algunos estilos de yoga, como el yoga suave o el yin yoga son de ritmo lento, pero Ashtanga o  Hatha Vinyasa  tienen un ritmo más rápido y dinámico y un número infinito de retos. Si buscas calma y quietud existe un yoga para ti, si lo que buscas es dinamismo también hay un yoga para ti.

 

6.El yoga me convertirá en un hippie. Aunque paz, amor y armonía son palabras repetidas en muchas clases de yoga, después de una clase de yoga no sentirás un deseo irrefrenable de ir descalzo por la calle, dejarte crecer el pelo o entregarte al amor libre, a no ser que sea lo que tú quieres, entonces perfecto. El yoga proporciona mayor consciencia de los pensamientos y de los patrones de comportamiento, aporta una tranquilidad y un mayor aprecio a la vida, que puede o no verse reflejado en comer tofu, arco iris,y afinidad por ir descalzo, pero eso depende de como seas tú, no del yoga.

 

Existen un montón de estereotipos e ideas preconcebidas entorno al yoga, pero son sólo eso, ideas, que no son reales, son excusas que creamos para sentirnos mejor cuando no decidimos dar el paso hacia algo nuevo, así que si quieres probar el yoga, no lo pienses más y lánzate a ello.

 

 

 

Fuentes:

altonivel.com

yogahora.com

 

%d bloggers like this: